51474559_1904114453048274_88705648087730

BRIAN ROCHEFORT

CERÁMICA AZUL

Screen Shot 2021-02-04 at 6.26.53 PM.png

Brian Rochefort (n. 1985) vive y trabaja en Los Ángeles, CA. Tiene un BFA de la Escuela de Diseño de Rhode Island (2007) y participó en la Residencia Lillian Fellowship en la Fundación Archie Bray (2009). Rochefort ha tenido exposiciones individuales en Sorry Were Closed (Bruselas, BLG) en 2018, y Van Doren Waxter (Nueva York, NY) hasta el 16 de febrero de 2019. Rochefort también ha participado en exposiciones colectivas, en The Cabin (Los Ángeles, CA), Retrospective Gallery, (Hudson, NY) y Steve Turner Gallery (Los Ángeles, CA). Recibió la Beca Lillian de la Fundación Archie Bray para las Artes Cerámicas en Montana, 2007-2008.

La práctica de Rochefort responde a la experiencia de viajar, incluidas excursiones a hábitats naturales de todo el mundo. Cuando regresa al estudio, canaliza sus encuentros con fenómenos y formaciones geológicamente extremos en un enfoque único de la cerámica. Rompiendo las reglas de la técnica tradicional, cada pieza es la culminación de un proceso íntimo e improvisado de suma y resta llevado a cabo en múltiples rondas de vidriado y cocción. Los resultados finales recuerdan, en miniatura, el paisaje paradójico de los volcanes y géiseres que los inspiran: mate y brillante, húmedo y agrietado, colapsando y emergiendo. Estas obras encarnan la belleza intermedia de la materia y la forma en sus límites físicos.

Para Cerámica Azul, su exposición en TMR Guadalajara, Rochefort reúne por primera vez viajes y producción. Combinando las posibilidades técnicas y estéticas que surgieron de su tiempo trabajando en Cerámica Suro, Rochefort introduce nuevos vocabularios de escala, forma y textura en su práctica.

La austera grandiosidad del entorno inspiró un enfoque más minimalista, incluso clásico, de la forma, mientras que los hornos industriales hicieron posibles recipientes que se expanden más allá de las dimensiones en las que normalmente trabaja Rochefort. Acabados en tonos azul, verde y violeta, representan un encuentro más completo de la producción humana y las creaciones naturales en los objetos de Rochefort, como si fueran restos industriales hechos para convivir con los icónicos magueys en las fértiles llanuras volcánicas de Jalisco.

La residencia de Brian Rocherfort fue gracias a la colaboración de The Mistake Room de Los Angeles, California.